domingo, 8 de febrero de 2009

Odio a los (dueños de) perros

Hace un par de años conocí a una de las faunas más ¿peligrosas? del género humano: los propietarios de perros. Mi familia y yo solíamos sacar a pasear a nuestra mascota unas tres veces al día, en muchas ocasiones yo lo hacía sólo. Aprovechaba esos momentos para pensar y en ocasiones me divertía viendo lo que hacía la perra Alubia, que era bastante bruta aunque tenía su carisma (ya contaré su historia completa en otro momento).
El caso es que al sacarla a pasear no me imaginé que iba a entrar en contacto con otros dueños de perros que viven por mi casa, que también es la de ustedes. Podríamos dividirlos en varias categorías:

1. El machín. Normalmente es un individuo que saca a pasear a un perrazo que se ve más fuerte que él, atado con arnés y toda la cosa. Cuando dicho animalón se acercaba a mi mascota (o viceversa) solían decir con risita irónica y cara de autosuficiencia “¿Es perrita, verdad?” Suelen basar su poderío económico o de dominio según es el tamaño del perro y su pene (el del perro, no el de ellos).
2. Los sociables. Pueden ser de cualquier sexo y edad, normalmente llegan a ti con su perro y pretenden saber cómo se llama el tuyo, qué le das de comer, etc. Acto seguido viene una retahíla de consejos que van desde lo que le puedes dar de comer (un huevo diario, en serio), hasta cómo cuidarle el cabello, anécdotas de su perro, etc. etc. Hay una línea muy delgada entre esta categoría y la que le sigue.
3. Las cursis. Mujeres de edad madura pa’arriba que tienen perritos falderos maleducados. Había uno en especial que cuando se topaba con Alubia no cesaba de acosarla en actitud jareosa, mientras tanto su dueña me bombardeaba con: “Ay, tu perra es su novia”, “¿Qué bonito, no?” “Ay, a mi marido no le gusta pasear a Perenganito (claro que no, ningún hombre en su sano juicio sacaría a pasear a una rata de ese tamaño, a menos que se quiera convertir en el hazmerreír de la cuadra)”. Esta variante suele tener tan maleducadas a sus mascotas que son ellas las que van caminando todo el tiempo tras el perrillo de marras y no al revés. Terminan literalmente persiguiendo al animal.
4. La sobreprotectora. Suelen ser señoras de la tercera edad que creen que cualquier otro perro (o niño) quiere hacerle algo a su perrito faldero. Lo que hacen normalmente es levantarlos cuando alguien se acerca.
5. El yosíséeducaralosperros. Nunca falta el mamila que, sin que le hayas preguntado nada, te dice cómo debes educar y llevar al perro. Un veterinario me decía “debes tomar la correa así (con ambas manos, pero separadas como 30 cm), corta y el perro debe ir de tu lado izquierdo (o derecho, vale madres); tú le debes marcar el paso”. Charros, como si en lugar de perro tuviera un robot o una especie de mascota militar; para empezar a mí no me gustaba llevar a Alubia con la correa, sí la traía conmigo pero sólo la amarraba en caso de emergencia. El chiste de sacarla a pasear era que caminara a su libre albedrío.

Son los tipos que se me ocurren hasta ahora, pero lo que tienen en común es cómo todos viven para su maldito perro, incluso me tocó ver a personas que llevaban más cuidados a los perros que a sus hijos, no puedo concebir cómo el dueño del perro se puede poner a platicar horas con otro cuando yo en muchas ocasiones (sobre todo en las noches), salía con la esperanza de que la perra cagara rápido para poder regresar a mi casa a dormir.
En realidad, no soporté el contacto con los amantes de los perros porque yo no puedo hacer que mi vida gire en torno a una mascota. Ya no hablemos de aquellos riquillos que viven para darles tratamientos de belleza, spas, los lleven a convenciones o hasta les den valium para que no se agiten (caso real, de oídas al menos). No cabe duda que entre más conozco a los hombres, más quiero a mi perro.

Ya Alubia, termina de una maldita vez, carajo.

14 comentarios:

  1. Celgu Rodis (Guillermo, tu progenitor)8 de febrero de 2009, 23:11

    Oye, te faltaron los "gandules" que sacan a pasear a sus perros de pelea para "probarlos" con otros perros menos afortunados.

    Tamibén están los "valemadres" que sueltan a sus perros maleducados, por no decir violentos, a que le ladren o a uno o en el pero de los casos se le aviente, ya sea transeúnte o a un perro con todo y dueño...y encima no hagan un maldito carajo al respecto.

    De los sociales hay una subcategoría que son los que "filtrean" o "ligan" y salen exclusivamente a sacar el perro para conocer a otras perras, digo, a sus dueñas ;D ... y lo chistoso es que utilizan los mismos métodos como si estuvieran en un jodido bar..."nos hemos visto en algún lado?"...no fucking comments...

    Y al final estan los "95" que es el porcentaje de dueños de perros que los sacan a cagar y no la recogen (la shit)...y entonces ahi viene uno caminando después de un largo día de trabajo, aguantando tráfico, manifestaciónes, al pendejo de tu jefe, el tráfico de regreso, el smog y justo antes de entrar a tu casa...fuck!!! la pisas bien y bonito, gracias al huevon bueno para nada del tipejo (a) que no se digno a recoger la graciosada de su animal.

    ResponderEliminar
  2. Gulp, es cierto. Yo soy de esos, pero sólo porque de la gente de por acá, efectivamente el 95% no recoge la mierda del perro. Sin embargo, debo decir a mi descargo, que Alubia nunca se hizo caca en el pavimento, siempre lo hacía en el pasto donde no pasaba nadie. Bueno, algún niño o borracho despistado, pero las posibilidades eran reducidas.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja!
    A mi me rechoca que por estos lares hay muchísimos perritos y ves caca emabarrada en el suelo porque el dueño nomás recoge el mojón, pero no limpia lo que se queda ahí (imagínate si el perro anda "sueltecito" de la panza). Luego va uno caminando alegremente por la banqueta y te embarras tus bellos papos de cacas de sepa Dios que perro..
    En cuanto a dueños, pues no sé tanto porque no he tenido nunca perrito, pero si me ha tocado ver una Sra. del tipo 4 por donde vivía. Una vez hasta nos sacó de onda a mi hermano y a mi porque iba gritando como histérica por la calle "Felipeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! dónde te metisteeeeeeeeeeeeeeeeee!" y casi llorando.. nosotros pensamos que era el hijo el que se le había perdido.
    Na, que nos quedamos mirando y buscando un chamaco en los alrededores para ayudarla y en eso la vemos que agarra al perro, lo carga y le mete una regañada espantosa..
    Plop!
    Pues eso, que los guaguas a veces sacan cosas extrañas de la personalidad de los dueños...

    ResponderEliminar
  4. pues a mi me encantan los perros aunque los puntos que expones son 93 por ciento correctos, debo decir que ese no es mi caso, un perro es un buen compañero mas nque un accesorio... (mi tio tiene 8 canes, de todas las razas....)

    ResponderEliminar
  5. Deja que saquen cosas raras de sus dueños, Isa, lo malo es cuando los perros ya se parecen a sus dueños.
    Exactamente, profeta perdido. Mi idea no era generar odio contra los canes, sino contra las manías de sus dueños (y claro, contra sus dueños). Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  6. Yo saco a pasear a la perrita que se supone es de mi hermana... pero me he encariñado bastante con ella, y la saco a pasear a pesar de que mi hermana luego la adorna con moños ¬¬... si me da pena pero total es mi perro y no lo saco a socializar con nadie, ademas la saco con correa por que mi otra perrita murio atropellada por un imbecil que iba manejando a muy alta velocidad por una calle (no avenida), me dolio la perdida pero el imbecil pudo haberse llevado una vida humana.
    Pero su paseo favorito es subirse a la camioneta conmigo e ir a donde sea, hasta a meterla a la casa en las noches, le encanta subirse a la camioneta, aunque luego tenga que dejarla ahi encerrada (siempre de noche) en lo que voy a comprar algo.

    ResponderEliminar
  7. si odias a los dueños, sencillamente es que odias a la gente, porque te guste o no, la gente es así con perros o sin ellos, con niños o sin ellos, con lo que quieras que piensen tus neuronas...

    ResponderEliminar
  8. vaya blogs de mierda que se ven, la gente va perdiendo inteligencia con el paso del tiempo, verdad? tantas cosas importantes para comentar y debatir y protestar, que la peña se pone a escribir de perros y dueños, manda cojones! yo odio a la gente os odio a todos por idiotas por no tener neuronas en la sesera, menos mal que el planeta entero reventará gracias a la mano del puto ser humano, ojala se acabe todo, porque sois de lo peor: TODOS

    ResponderEliminar
  9. Yo por eso sólo comento en los posts que hablan de puras cosas importantes para comentar y debatir y protestar. No en los que me parecen idiotas.

    ResponderEliminar
  10. Al contrario de lo que piensa el otro anónimo, a mi me encantó esta entrada! Me rei mucho, y concuerdo con todo lo que pusiste.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. si vas a un supermercado hay mas productos para perros que para niños. Lo peor son los que se hacen que son parte de defensa de los derechos de los animales y lo unico q les interesa son los perros, si fueran vacas las comen si son peces tambien aves queseyo. Pero si hablas mal del perro sos un hijo de p.

    ResponderEliminar
  12. Eres un enfermo. Te aconsejo que visites un psiquiatra.

    ResponderEliminar
  13. Claro, porque siempre sigo los consejos de los anónimos.

    ResponderEliminar
  14. Mención aparte para los accidentes de tráfico que provocan los propietarios que dejan sueltos a sus perros.
    ¿Es que piensan que su perro tiene poderes mágicos para parar el tráfico o que hay que eliminar el tráfico ya que, como todos saben, las carreteras se hicieron para los perros?

    ResponderEliminar